Conozca nuestro completo portafolio de ciberseguridad: Aprenda más

close icon

Conozca nuestro completo portafolio de ciberseguridad: Aprenda más

Protección de Datos: claves para entender su importancia

Desde los datos financieros y los detalles de pago hasta la información de contacto de su personal, todo debe estar bajo una política de protección de datos eficiente.

Hable con nuestros expertos en Servicios Gestionados de Ciberseguridad

En este contenido vamos a explicar a detalle en qué consiste este proceso y por qué no es solo una necesidad legal, sino también un requerimiento crucial para asegurar la integridad y funcionamiento de su negocio.

¿Qué es la protección de datos?

La protección de la privacidad y los datos se refiere a los diversos procesos y mecanismos diseñados para proteger los datos de una organización contra la pérdida, el robo y la corrupción; que son delitos que atentan contra su integridad social, legal, financiera y estructural.

Dado que la cantidad de información que se crea y almacena en bases de datos ha aumentado a un ritmo sin precedentes, este concepto es cada vez más importante.

Además, las operaciones comerciales dependen cada vez más de la información contenida en medios digitales, e incluso un breve período de inactividad o una pequeña pérdida o fuga pueden tener consecuencias importantes.

La falta de protección de bases de datos puede causar catástrofes económicas, caída de la reputación de la marca, baja confianza de los clientes actuales y potenciales, y responsabilidad legal, considerando que la mayoría de los negocios en la actualidad están sujetos a algún estándar o regulación de privacidad de datos.

Por lo tanto, la mayoría de las estrategias de protección, gestión y correcto uso de datos tienen tres enfoques clave:

  • Seguridad de los datos: blindaje contra ciberataques y accesos no autorizados, esto último con una buena de gestión de contraseñas como paso básico.
  • Disponibilidad de datos: restauración rápida en caso de daño o pérdida.
  • Control de acceso: garantizar la accesibilidad a los datos para quienes realmente los necesitan y nadie más.

¿Qué datos hay que proteger?

Todo lo que una empresa mantiene dentro de sus registros sobre terceros debe estar protegido para prevenir que la información sea empleada para usos indebidos.

Esto incluye a los registros de empleados, detalles de clientes y proveedores, esquemas de lealtad, transacciones o recopilación de datos.

Por esa razón, entre las principales buenas prácticas encontramos el establecimiento de un entorno de seguridad integral, con protección perimetral y rigurosos mecanismos internos de tratamiento de los datos personales y empresariales.

¿Qué es el Reglamento General de Protección de datos y por qué debemos conocerlo?

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) o General Data Protection Regulation (GDPR) es una regulación que entró en vigor el 25 de mayo de 2018. Se trata de la ley de privacidad y seguridad en materia de protección de datos más estricta del mundo.

Fue redactada por la Unión Europea y tiene efectos sobre todos aquellos que quieran hacer negocios o estrechar lazos comerciales con cualquier nación integrante de este bloque.

Teniendo en cuenta que es el cuerpo normativo más representativo de la actualidad para el propósito de asegurar la información contenida en medios digitales, en 2019, la UE y el bloque comercial sudamericano MERCOSUR realizaron un pacto de comercio donde incluyeron entre sus acuerdos seguir con las condiciones de esta legislación.

Estados Unidos también sigue criterios de este reglamento, si bien varios de sus estados ya tienen su propio marco legal, como la La Ley de privacidad del consumidor de California o, en inglés, California Consumer Privacy Act (CCPA).

3 legislaciones en Latinoamérica sobre protección de datos

Entre los principales países que ya cuentan con una legislación de esta categoría en la región suramericana, encontramos:

4 riesgos de no optimizar la protección de datos en su organización

Se estima que el 21% de todas las informaciones no están protegidas de ninguna manera y, si a esto le sumamos que globalmente un aproximado de 30.000 sitios web son hackeados diariamente, estamos frente a un problema de enormes magnitudes.

Cuando las organizaciones no toman en serio los riesgos de la seguridad de los datos, se exponen a varias consecuencias, incluyendo:

1. Problemas de credibilidad

Una de las mayores vulnerabilidades o riesgos asociados a no asegurar los datos sensibles es perder credibilidad dentro del mercado, lo cual incluye la percepción de los clientes.

Incluso cuando una violación de datos no afecta específicamente a un cliente, es probable que tenga menos confianza en la empresa para compartir su información confidencial en el futuro.

Debido a esta pérdida de confiabilidad, una parte significativa de los clientes probablemente dejarán de hacer negocios con la compañía y acudirán a otra para satisfacer sus necesidades.

2. Pérdidas financieras

La falta de protección y gestión de datos puede provocar que las organizaciones sufran pérdidas financieras severas. Los costos promedio de las violaciones de datos alcanzaron los USD $4,24 millones, y esto representa un aumento del 10% con respecto al año anterior.

Asimismo, este costo promedio aumenta a USD $4,96 millones cuando una organización depende de trabajadores remotos. Dado el impacto que estas pérdidas financieras podrían tener en una organización, la protección de datos sensibles es fundamental.

3. Acción legal

Las acciones legales son otro riesgo importante al que se exponen las empresas o personas físicas cuando no tienen suficientes medidas de seguridad y un buen estado de salud en cuanto a protección de los datos personales o empresariales.

Según las normas de seguridad de la información de las que hemos conversado hasta ahora, las empresas están legalmente obligadas a demostrar que han tomado las medidas de seguridad necesarias para brindar un entorno de Ciberseguridad a sus clientes, empleados y proveedores.

Cuando los datos se ven comprometidos y son robados, las personas pueden emprender acciones legales contra la organización y reclamar una compensación.

4. Pérdida de datos

Cuando una violación de datos da como resultado el robo de datos personales confidenciales, la organización y los clientes afectados podrían enfrentar graves consecuencias.

Los hackers (piratas informáticos) pueden causar mucho daño con la información personal de alguien, usándola para realizar estafas o cometer fraude.

Por el mismo valor que tienen los datos confidenciales, los Ciberdelincuentes a menudo apuntan a información como direcciones IP, información de contacto e información financiera.

Además de los efectos de los datos robados en los consumidores y usuarios de redes sociales y otras plataformas digitales, estos ataques pueden dañar significativamente las operaciones de una empresa, ya que los piratas informáticos a menudo eliminan los datos que roban.

Sumada a la información típica que los piratas informáticos pretenden robar, muchos delincuentes se dirigen a empresas con datos más especializados, como datos biométricos o cualquier otro factor de TI que pueda vulnerar para causar daño a un negocio especializado en el rubro de la tecnología de la información.

Hable con nuestros expertos en Servicios Gestionados de Ciberseguridad

Independientemente del tipo de datos perdidos en medios electrónicos, la organización tendrá que gastar una cantidad significativa de tiempo y dinero para restaurarlos.

Justo por estas razones es que contar con una consultoría informática y de Ciberseguridad es muy importante. ¡Aprenda más leyendo el contenido!

Topics: Cybersecurity (ES)