Conozca nuestro completo portafolio de ciberseguridad: Aprenda más

close icon

Conozca nuestro completo portafolio de ciberseguridad: Aprenda más

Los ataques cibernéticos más comunes y cómo evitarlos

Los ataques cibernéticos son cada vez más comunes, y el 79% de estos tienen como víctimas a las empresas, de acuerdo con un informe global de Microsoft.

Hable con nuestros expertos en Servicios Gestionados de Ciberseguridad

Estos ataques se presentan cuando un individuo o grupo intenta replicar, vulnerar o dañar una base de datos, función, acceso o información que una empresa o persona posee en una plataforma digital.

Fines económicos, destrucción de información e incluso sabotaje con intereses políticos forman parte de las causas o motivaciones de estos delitos, por lo cual es importante identificar los principales riesgos de Ciberseguridad y los mecanismos para enfrentarlos.

En este post explicaremos cuáles son los ataques cibernéticos más comunes y abordaremos las mejores soluciones para optimizar la gestión de riesgos.

5 de los ataques de Ciberseguridad más comunes

Los ataques cibernéticos abarcan desde prácticas desleales, a través de ofertas y mensajes engañosos, hasta virus complejos. Entre los 5 más comunes encontramos:

1. Malware (programa malicioso)

El término malware puede hacer referencia a varios tipos de ataques, incluidos virus, gusano informativo y spyware (programa espía).

Un malware vulnera una red cuando una persona hace clic en un archivo adjunto o en un enlace peligroso, que se usa para instalar un software malicioso dentro del sistema. 

Cuando el malware está dentro de un sistema, puede provocar los siguientes problemas: 

  • Violentar los datos del disco duro para obtener información sensible;
  • Dejar inoperable o interrumpir el sistema;
  • Denegar el acceso a los elementos más importantes de la red. 

2. Phishing (suplantación de identidad)

Principalmente, implica enviar cantidades masivas de correos electrónicos fraudulentos a víctimas potenciales. Estos mails parecen originarse de un sitio confiable.

La finalidad es extraer información sensible, como números de tarjetas de crédito y datos de inicio de sesión, e instalar un malware para controlar o perjudicar el dispositivo de la víctima. 

Este tipo de ataques también se pueden ver en redes sociales y otras plataformas en línea a través de mensajes directos entre usuarios. 

Los expertos en realizar ataques de phishing a menudo se aprovechan de la ingeniería social e información pública para obtener datos sobre intereses y actividades de los usuarios, lo que brinda al ciberdelincuente la posibilidad de convencerlos de que se trata de una persona o institución de confianza.

3. Inyecciones de SQL (lenguaje de consulta estructurado)

Una inyección de lenguaje de consulta estructurado (SQL, por el término en inglés Structured Query Language) sucede cuando un atacante ingresa dentro de un servidor que usa SQL y le obliga a mostrar información que generalmente no revelaría. 

Normalmente, se realiza ingresando un código malicioso en un comentario o casilla de búsqueda de un sitio web que no está protegido. 

4. Ataque DoS (denegación de servicio)

Funciona saturando los servidores, redes o sistemas para sobrecargar el ancho de banda y los recursos, lo que da como resultado que un determinado sitio o plataforma no pueda procesar y cumplir con las solicitudes legítimas. 

El objetivo de los ataques de denegación de servicio (DoS, por el término en inglés Denial of Service) es perjudicar a los usuarios de un determinado servicio e, incluso, al administrador del mismo, inhabilitando las funciones básicas de su sitio web para provocar pérdidas tanto económicas como de reputación. 

5. Ataque Man in The Middle (MitM) o de intermediario

Sucede cuando un atacante bloquea una interacción de dos partes, colocándose en el medio. Partiendo de ahí puede manipular y robar datos deteniendo el tráfico. 

En general, los ataques MitM explotan las debilidades de seguridad que puede tener una red, como un Wi-Fi no seguro, para introducirse entre esta y en el dispositivo del usuario.

El problema de estos ataques es que son muy difíciles de detectar, ya que la persona que es víctima cree que la información que comparte se dirige a un destino seguro.

Soluciones de Ciberseguridad que mitigan los riesgos

La Ciberseguridad no es algo que solo necesitan y pueden permitirse las grandes empresas, como los gigantes tecnológicos o bancas de inversión consolidadas. En realidad, los ataques cibernéticos son una preocupación para todo el mercado.

Ninguna organización puede darse el lujo de dejar la seguridad de sus datos al azar, ya que podría resultar en la pérdida de ingresos, la interrupción de operaciones y el robo de información de clientes. 

Considerando las amenazas y sus impactos tangibles, ¿cómo se puede reducir el riesgo de sufrir ataques cibernéticos?

Veamos a continuación 3 soluciones de Ciberseguridad de amplio alcance:

1. Evaluación de Ciberseguridad 

Las evaluaciones de Ciberseguridad brindan a los equipos de seguridad un análisis de cualquier vulnerabilidad existente o potencial dentro de los sistemas de información.

Estas evaluaciones están diseñadas para identificar brechas dentro de los procesos, para así determinar cómo atenderlas y mitigar riesgos.

2. Filtrado web 

En algunas ocasiones, los empleados exponen involuntariamente a su organización a mayores niveles de riesgo, por ejemplo, al visitar sitios web en los que abunda malware, lo que puede derivar en una violación de datos y provocar pérdidas financieras significativas para la empresa. 

El uso de un filtro web es una manera de protegerse contra esto, ya que permite bloquear privilegios a los empleados para que no naveguen por sitios potencialmente peligrosos. Además, impide que sean objeto de ataques de ingeniería social. 

3. Plan de respuesta a incidentes

Es importante que todos, tanto el equipo de seguridad de TI como los empleados no especializados, estén al tanto de que, en caso de una violación o ataque, son responsables de facilitar información y recursos para una rápida respuesta.

Esto se conoce como plan de respuesta a incidentes y es uno de los componentes críticos para mitigar el riesgo cibernético, ya que ayuda a la empresa a hacer todo lo posible para prepararse y actuar rápidamente en caso de que ocurra algún problema.

La mitigación de riesgos de ataques cibernéticos es una tarea que nunca acaba realmente, debido a que viejas y nuevas amenazas siguen siendo un peligro para las empresas.

Hable con nuestros expertos en Servicios Gestionados de Ciberseguridad

Para mantenerse protegidas, las organizaciones deben monitorear la seguridad cibernética constantemente para garantizar que los riesgos se identifiquen y solucionen con celeridad.

Si este post le ha parecido útil e interesante, le invitamos a complementar la información adquirida a través del siguiente contenido: Ciberseguridad: pasos para proteger su empresa y evitar perjuicios

Para conocer cómo podemos ayudarlo a prevenir o identificar ataques como los mencionados en este artículo, ¡explore los Servicios de Ciberseguridad de ne Digital!

Topics: Cybersecurity (ES)